Idioma

Notícies Volvo

Vamos a actualizar nuestra estrategia de sostenibilidad

Vamos a actualizar nuestra estrategia de sostenibilidad
Divendres, 19 de gener de 2024

Ante un mundo en constante cambio, es fundamental garantizar que nuestras estrategias sigan siendo precisas y estén actualizadas. Por eso vamos a actualizar nuestra estrategia de sostenibilidad con nuevos objetivos ambiciosos para 2030 y 2040, al mismo tiempo que impulsamos nuestro enfoque en la biodiversidad.

«Tomar medidas para combatir el cambio climático no es negociable y convertirnos en una empresa totalmente eléctrica es un paso importante en nuestro recorrido pionero», declara Jim Rowan, director ejecutivo de Volvo Cars. «A medida que avanzamos para reducir aún más las emisiones en toda nuestra cadena de valor, tenemos la responsabilidad de hacer más y abordar nuestra huella de biodiversidad, así como ayudar a mejorar la vida de las personas. Nuestra estrategia actualizada está diseñada para ayudarnos a lograr precisamente eso».

Estas son, brevemente explicadas, nuestras nuevas ambiciones de sostenibilidad para 2030:

Reducir nuestras emisiones de CO2 por vehículo en un 75 por ciento (en comparación con los niveles de 2018).

Reducir el uso de energía en nuestras operaciones por vehículo promedio en un 40 por ciento (en comparación con los niveles de 2018).

Alcanzar un 30 por ciento de contenido reciclado medio en toda nuestra flota, con vehículos nuevos que cuenten con al menos un 35 por ciento de contenido reciclado.

Reducir el uso de agua en nuestras propias operaciones en un 50 por ciento de media por vehículo (en comparación con los niveles de 2018).

Al menos un 99 por ciento de todos los residuos de nuestras operaciones se debe reutilizar o reciclar.

Desde que lanzamos nuestra estrategia de sostenibilidad en 2019, hemos logrado algunos avances significativos hacia la consecución de nuestros objetivos de acción climática. Por ejemplo, ahora el 69 por ciento de nuestras operaciones se realiza con energía con un impacto climático neutro, en comparación con el 55 por ciento de 2019. Y ahora utilizamos un 100 por cien de electricidad con un impacto climático neutro en nuestras plantas de fabricación de todo el mundo, frente al 80 por ciento de 2019. También hemos reducido nuestras emisiones de CO2 por vehículo en un 19 por ciento desde 2018.

«Tomar medidas para combatir el cambio climático no es negociable y convertirnos en una empresa totalmente eléctrica es un paso importante en nuestro recorrido pionero», declara Jim Rowan, director ejecutivo de Volvo Cars. «A medida que avanzamos para reducir aún más las emisiones en toda nuestra cadena de valor, tenemos la responsabilidad de hacer más y abordar nuestra huella de biodiversidad, así como ayudar a mejorar la vida de las personas. Nuestra estrategia actualizada está diseñada para ayudarnos a lograr precisamente eso».

Cero emisiones netas de gases de efecto invernadero para 2040
Nuestro objetivo es alcanzar cero emisiones netas de gases de efecto invernadero para 2040. Esto amplía nuestras ambiciones previas de alcanzar la neutralidad climática para 2040 y aclara nuestra intención de utilizar las eliminaciones de carbono únicamente para compensar cualquier emisión inevitable. Nuestra prioridad sigue siendo reducir las emisiones reales antes de recurrir a la eliminación de carbono, y animamos a nuestros proveedores a hacer lo mismo.

En reconocimiento del hecho de que las finanzas son algo crucial en el avance del desarrollo sostenible, también pretendemos lograr un 100 por cien de deuda verde o financiación de activos vinculada a la sostenibilidad para 2025.

2030 es un año que marcará un hito para nosotros. Para entonces, planeamos ser una empresa totalmente eléctrica, al tiempo que aspiramos a reducir las emisiones de CO2 por vehículo promedio en un 75 por ciento en comparación con los niveles de 2018. Creemos que mediante una combinación de la venta exclusiva de vehículos eléctricos puros y la reducción de las emisiones en un 30 por ciento, tanto en nuestra cadena de suministro como en nuestras operaciones, por vehículo promedio, estaremos en condiciones de alcanzar nuestros objetivos de reducción de CO2.

Trabajar para convertirnos en una empresa circular para 2040
Desde 2019, también estamos centrados en adoptar la economía circular. Volvo Cars ya cuenta con la proporción de materiales reciclados más elevada hasta la fecha. Por ejemplo, casi el 25 por ciento de todo el aluminio de nuestro nuevo SUV compacto EX30 está reciclado, mientras que aproximadamente el 17 por ciento de todo el acero y el plástico del vehículo proviene de fuentes recicladas.

Para 2030, nuestro objetivo es utilizar un 30 por ciento de contenido reciclado de media en nuestra flota1, y que los nuevos modelos a partir de 2030 cuenten con al menos un 35 por ciento de contenido reciclado. También para 2030, queremos que el 99 por ciento de todos nuestros residuos se reutilice o recicle, frente al 94 por ciento de reciclaje de los residuos globales de 2022.

Esforzarnos por tener un impacto neto positivo para contribuir a un futuro positivo para la naturaleza
Creemos en la adopción de un enfoque integral de la cadena de valor respecto al impacto que tenemos sobre la biodiversidad. Para descubrir cómo afectan nuestras acciones a la biodiversidad, hemos realizado una evaluación de impacto utilizando datos de fabricación y ventas de 2021, con el objetivo de estimar nuestra huella anual de biodiversidad utilizando el modelo ReCiPe. Con estos hallazgos como base, vamos a establecer un objetivo a largo plazo de alcanzar un impacto neto positivo en nuestra cadena de valor2 y contribuir así a un futuro positivo para la naturaleza3.

En pocas palabras, esto significa que tomaremos medidas para evitar y reducir nuestro impacto, además de participar en la restauración y regeneración de la naturaleza en la medida en que esto equilibre de forma positiva nuestros impactos negativos.

Para esto será necesaria una combinación de medidas a corto y largo plazo que estamos desarrollando actualmente. Por ejemplo, evitar y reducir los impactos de nuestra cadena de valor, diseñar un programa de actividades de restauración y conservación en los ecosistemas en los que operamos o nos abastecemos, y colaborar con los socios de nuestra cadena de suministro para crear conciencia sobre cuestiones de biodiversidad.

Ayudar a proteger la vida de las personas dentro y fuera de nuestra cadena de valor
Como empresa que se preocupa por las personas, queremos tener un impacto positivo en la sociedad. Una de las formas en que intentamos ayudar a proteger a las personas es centrándonos en nuestro índice de lesiones (LTCR)4. El índice de lesiones actual es del 0,07, lo cual se encuentra en niveles líderes en el sector, pero nuestro objetivo es reducir aún más este índice de lesiones en el puesto de trabajo hasta el 0,02 para 2030. También estamos realizando grandes esfuerzos en toda nuestra cadena de valor para ayudar a salvaguardar los derechos humanos mediante procesos de diligencia debida5 para rastrear, identificar, evaluar y abordar riesgos para los derechos humanos.

Junto con socios que comparten nuestros planteamientos, esperamos presentar nuevas iniciativas sociales y ambientes durante el próximo año, destinadas a ayudar a proteger a las personas y el planeta. Algunos ejemplos recientes incluyen nuestro apoyo financiero y en especie a los esfuerzos de Save the Children y UNICEF en Ucrania, así como nuestra colaboración con Girls Who Code.

 

1 Esto se refiere a todos los modelos que se estuvieran fabricando en ese momento.

2 Esto quiere decir que tomaremos medidas para evitar y reducir nuestros impactos, además de participar en acciones de restauración y regeneración de la naturaleza en la medida en que equilibren de forma positiva nuestros impactos negativos.

3 Nuestro objetivo de contribuir a una naturaleza positiva quiere decir que no solo tenemos la meta de un impacto neto positivo, sino que además buscamos reducir nuestro impacto negativo con respecto a la referencia de 2021.

4 El índice de lesiones (LTCR) se define como el número de accidentes laborales y ocupacionales registrados con al menos un día de baja, divididos por las horas trabajadas y multiplicados por 200.000.

5 Procesos de diligencia debida basados en riesgos implementados en todo el mundo para evaluar el impacto negativo potencial o real y priorizar acciones para detener, prevenir, mitigar y remediar las violaciones de derechos humanos identificadas. Los procesos deberían cumplir con la Directiva de diligencia debida de las empresas en materia de sostenibilidad (CSDDD) de la UE y nuestro programa de cumplimiento de derechos humanos. Esto incluye un sistema de gestión de abastecimiento responsable con el objetivo de introducir un proceso formalizado y coherente para gestionar de forma proactiva los riesgos relacionados con los derechos humanos y el medio ambiente en las cadenas de suministro de Volvo Cars para todas nuestras materias primas fundamentales de interés (RMOC).

contacte

La finalitat i ús previst de les dades en si mateixa com del seu tractament, es prestar el servei sol·licitat o entregar el producte adquirit. A continuació podrá aceptar les finalitats que cregui convenient marcant la casella corresponent y premen el botó ACEPTAR.

Enviant

(*) Camps obligatoris

Notícies relacionades